¿Cuánto cuesta un buen uniforme de trabajo?

by on 11 diciembre, 2015

uniformes de trabajo

Muchas personas piensan que el uniforme de trabajo es tan solo un elemento secundario a la hora de ejercer su actividad que poco o nada tiene que ver con la misma.

Sin embargo, aparte de ofrecer distinción, es capaz de protegernos en el caso de que se produzca algún tipo de actividad peligrosa en el entorno de trabajo.

Antes de analizar cuáles son los precios de los uniformes de trabajo lo importante es analizar cómo es un buen vestuario laboral, que debe de tener para valorar si su precio es acorde o no con el cumplimiento de las exigencias que implica su uso.

A continuación nos hemos centrado sobre algunos factores específicos para saberlo.

¿Qué factores inciden a la hora de adquirir un uniforme de trabajo de calidad?

Calidad

Un uniforme de baja calidad suele tener un precio más reducido pero luego, en el momento en el que hagamos números, nos daremos cuenta de que no nos sale rentable.

Lo interesante es poder adquirir un uniforme que realmente sea resistente al paso del tiempo, que haya sido confeccionado con los mejores materiales del mercado para poder aguantar el uso diario, tenga un número de lavados asignado que sea alto (es decir, que no se nos vaya a estropear al lavarlo un par de veces… y otros factores a considerar.

Si el uniforme no es de calidad ya estamos cometiendo un primer error.

Comodidad

Por supuesto, otro de los criterios a considerar es que el uniforme debe de ser lo más cómodo posible. Imagina que un empleado está ejerciendo una actividad algo delicada y se ve limitado por el propio material del uniforme.

Lo único que se conseguirá con esto es que su rendimiento se vea afectado de una forma muy negativa.

Además, dependiendo de su actividad, puede ser interesante que disponga de bolsillos, de cremalleras o de diferentes elementos a considerar.

Temporalidad

Aquí nos referimos a la estación del año para la cual ha sido diseñado el uniforme. Por lo general existe uno para el verano (en manga corta) y otro para el invierno (manga larga). Además, este último se puede complementar también con polos, chaquetas o cualquier otro elemento que pueda proteger del frío.

Costes

Este es un factor que se interpreta de forma negativa. Es importante acudir con una idea de presupuesto bastante abierta: como ya hemos comentado antes, el hecho de comprar un uniforme de mala calidad no tardará en pasarnos facturas y, a la larga, terminaremos pagando más por lo que nuestra estrategia no habrá funcionado.

Es muy importante encontrar los modelos que tengan la mejor relación calidad-precio del mercado.

Partiendo de estos criterios podemos encontrar diferentes precios. Sin embargo, no vamos a precisar en ninguno ya que también depende del sector. No costará lo mismo un uniforme que pueda utilizar, por ejemplo, un reponedor que un guardia de seguridad.

Sin embargo, si tienes presente estos factores encontrarás el modelo perfecto según tus exigencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies