La OMS informa que la mortalidad por malaria ha descendido a la mitad

by on 13 diciembre, 2015

enfermos malaria

Esta es una de las noticias de las que da gusto informar, porque enfermedades como la malaria que vienen asolando el tercer mundo deben ser erradicadas y el primer paso es conseguir que la infección se consiga reducir gracias a la prevención y la distribución de vacunas a la población.

Según el informe publicado por la ONU, se ha conseguido pasar de las 840.000 muertes de hace quince años, a algo más de la mitad, unas 430.000 en la actualidad. Pero lo que es evidente es que esta enfermedad sigue suponiendo uno de los mayores problemas para el sistema de salud mundial. Gracias a la vacunación y prevención se ha conseguido pasar de 262 millones de personas que contrajeron la enfermedad en el mundo en el año 2000 a 214 millones del año 2015, una importante reducción pero aún no es suficiente.

Como es costumbre, esta enfermedad golpea a uno de los continentes más vulnerables, África, donde se registraron más del 88% de los casos y el 90% de las muertes año tras año. Concretamente Nigeria y la República del Congo engloban más del 35% de los fallecimientos por malaria año tras año.

La prevención es vital contra la malaria

Se conoce que la malaria es transmitida por la picadura de un mosquito que porta la enfermedad, y puesto que en muchos casos las vacunas no son capaces de hacer frente al virus, la prevención por medio de fumigación de exteriores e interiores, las mosquiteras como última barrera y un rápido diagnóstico, suponen las mejores armas contra la enfermedad.

Gracias a la prevención más de mil millones de personas en África ya duermen bajo una mosquitera protectora, lo que supone el 55% de la población del continente frente al 2% del año 2000.

El principal problema que se da a la hora del diagnóstico, es que la malaria puede camuflarse por tener los mismos síntomas que otras enfermedades más simples, como un resfriado o un dolor de cabeza. Gracias a la llegada de nuevos instrumentos de diagnóstico rápido al continente africano, es que se han podido esclarecer más del 65% de los casos sospechosos, pudiendo distinguir entre una fiebre común y la que causa el paludismo.

En los últimos años también se está luchando frente a la rápida adaptación de los mosquitos a la artemisinina, el compuesto más barato y que más se usa como insecticida y para impregnar las mosquiteras, de ahí que se esté buscando reforzar estos compuestos para que su efectividad frente a estos insectos siga como hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies