Todo lo que necesitas saber sobre los alérgenos

by on 12 marzo, 2016

alergenos

En los últimos años se está prestando una especial atención a todo lo relacionado con lar alergias alimentarias en el sector de la alimentación. Según los estudios, aproximadamente el 4% de los adultos y el 6% de los niños sufren cualquier tipo de alergia alimenticia, y es que a pesar de los constantes avances en todos los ámbitos, las alergias alimenticias se siguen mostrando como un asunto con una complicada solución.

¿Por qué aparecen las alergias?

La razón por la que aparecen las alergias es porque el sistema inmunológico ha sufrido cualquier tipo de fallo que no ha permitido proteger a nuestro cuerpo de aquellas sustancias extrañas que puedan resultar dañinas para nuestro organismo, y que se les conoce como alérgenos. Es importante estar alerta de esta situación. En Proacciona puedes encontrar una gran cantidad de información.

Al no eliminar dichos alérgenos, nuestro organismo produce por sí mismo anticuerpos, que son proteínas que se unen a los alérgenos para tratar de neutralizarlos y conseguir eliminarlos. Son varios los diferentes tipos de anticuerpos que existen, aunque el máximo responsable de que se produzcan reacciones alérgicas alimenticias tiene el nombre de inmunoglobulina, un anticuerpo que se suma a los alérgenos, y que provoca una reacción alérgica.

En el momento en el que se está llevando a cabo la reacción alérgica, se activa el modo de segregación de moléculas señalizadoras, que es el responsable de provocar los típicos síntomas que aparecen al sufrir una alergia alimentaria, por ello tal como afirman desde Proacciona, es importante elevar las precauciones.

Diferencias entre alergia o intolerancia

Hay mucha gente que habla de alergia cuando en realidad sufren una intolerancia alimentaria, que aunque son similares, tienen una serie de diferencias. Hay que tener en cuenta que una alergia alimentaria se produce en el momento en que se ingiere un alimento, activando el sistema inmunológico.

Por el contrario, las intolerancias aunque tienen unos efectos similares, tardan más en aparecer en el tiempo, principalmente porque el sistema inmunológico no responde de ninguna forma, y viene acompañada de diferentes síntomas con hinchazones, vómitos o diarreas.

El ejemplo más claro de intolerancia es el de la intolerancia a la lactosa, que es sin duda una de las más comunes, tal como nos afirman desde Proacciona. Es un problema que se caracteriza porque las personas que lo sufren no disponen de la enzima digestiva necesaria para poder soportar la lactosa en el organismo, afectando principalmente a la azúcar que hay presente en la leche.

Al no disponer de dicha enzima digestiva, las bacterias que se encuentran en el intestino fermentan directamente con la lactosa, lo que hace que aparezcan síntomas como flatulencias, dolores abdominales, vómitos, diarreas, etc.

Entre las alergias más comunes hay que destacar diferentes elementos, aunque realmente cualquier tipo de alimento podría provocar una alergia alimentaria en cualquier momento. Alimentos como los altramuces, el apio, los cacahuetes, los cereales con gluten o la leche son los que más problemas pueden ocasionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies